INNOVACIÓN
 
Mercados de Canarias

Mercados de Canarias

Visita los mercados de Canarias

Visita los mercados de Canarias

More...
Zonas comerciales abiertas

Zonas comerciales abiertas

Visita las distintas zonas comerciales abiertas de Canarias

Visita las distintas zonas comerciales abiertas de Canarias

More...
Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.
 

Internet y la protección de datos personales

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Compártelo en:

Facebook Twitter del.icio.us Digg Technorati LinkedIn meneame
Usar puntuación: / 4
MaloBueno 

La difusión de datos personales a través de bases de datos exige la introducción de reglas específicas para evitar su uso indebido. La persona responsable del tratamiento de los datos debe facilitar al ciudadano toda la información específica relacionada con su identificación y de los propósitos y las características de tratamiento de los datos. La Ley de Protección de Datos de Carácter Personal recoge la necesidad de adoptar las medidas de seguridad para proteger estos datos. Los tipos de medidas de seguridad dependen de la relevancia de estos.

El ciudadano tiene derecho a acceder a sus datos personales. El derecho principal es el de corregir, cancelar o bloquear los datos por uso indebido o inexactitud en esos datos, y el de notificación de cualquier corrección a terceros a quienes se haya entregado los datos, a menos que sea probadamente imposible.

Frente a las vulneraciones que pueden cometerse en materia de protección de datos, la Ley de protección de Datos establece una serie de sanciones cuyas repercusiones se hacen depender directamente de la gravedad de las infracciones cometidas tanto por los que son directamente responsables como por los encargados del tratamiento de los ficheros que almacenen los datos de carácter personal.

Para más información consulte:

· Directiva 2002/58/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 12 de julio de 2002
· Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal

Celebración del contrato por vía electrónica.

Existen varios tipos de acuerdos normalizados para el comercio electrónico dependiendo del tipo de servicio que se pretenda adquirir. Pero en estos acuerdos o contratos siempre han de  tener en cuenta los siguientes puntos:

Obligaciones previas al inicio del procedimiento de contratación.

Los oferentes que realicen transacciones comerciales con los consumidores a través de medios electrónicos de comunicación a distancia, deberán informar claramente sobre los pasos a seguir para la adquisición del bien o la contratación de servicio ofrecido.

Los oferentes que realicen transacciones comerciales con los consumidores a través de medios electrónicos de comunicación a distancia, deberán informar claramente sobre los pasos a seguir para la adquisición del bien o la contratación de servicio ofrecido.

Precio de compra completo, con referencia a los impuestos aplicables incluidos, así como la moneda, la modalidad de pago, el franqueo y los portes.

Plazo de validez de la oferta, si se tratase de una oferta promocional.

Términos, condiciones y formas de pago, incluyendo en su caso opciones de crédito.

Las diferentes modalidades de entrega o ejecución que puedan existir de los productos o servicios contratados
Características de los bienes o servicios y, en su caso, condiciones necesarias para su utilización.

Existencia o inexistencia de costes adicionales.

Condiciones para el ejercicio de los derechos de desistimiento y devolución, cancelación o cambios del correspondiente producto o servicio.

Garantías aplicables a la adquisición del producto o servicio.

Lugar y forma de presentación de posibles reclamaciones.

Domicilio del oferente a efectos legales.

Obligaciones de información posteriores a la celebración del contrato.

Inmediatamente después de la aceptación por el consumidor de la adquisición del bien o la contratación del servicio, el oferente deberá enviarle un acuse de recibo, o facilitarle la descarga o impresión de un documento justificativo de la adquisición o contratación realizada, que contenga los datos relativos al contrato efectuado.
Una vez celebrado el contrato, el consumidor tendrá derecho a solicitar información sobre el estado en que se encuentra la entrega del bien o la prestación del servicio contratado, en la medida en que la naturaleza del bien o servicio contratado lo permita. Para ello, el oferente deberá informarle a través de la pantalla, del correo electrónico, del teléfono, u otro/s medio/s equivalente/s.

Plazos de entrega.

Si el oferente se encuentra en la imposibilidad de enviar o prestar los productos o servicios contratados dentro del plazo indicado en el contrato, deberá notificar esta circunstancia al consumidor, informándole del nuevo plazo en el que aquél/los estarán disponibles. En este caso el consumidor tendrá la posibilidad de rescindir el contrato y pedir que se le reembolse el importe del producto o servicio si lo hubiese pagado.

Desistimiento y devolución.

El consumidor dispondrá de un período de reflexión, cuya duración será como mínimo la establecida en la normativa aplicable, durante el que podrá devolver el producto o servicio contratado sin penalización alguna.

El oferente deberá establecer los mecanismos necesarios para facilitar al consumidor con el que han contratado el ejercicio de su derecho de desistimiento y la correspondiente devolución del producto o servicio.