INNOVACIÓN
 
Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.
 

Internacionalización

Compártelo en:

Facebook Twitter del.icio.us Digg Technorati LinkedIn meneame
Usar puntuación: / 118
MaloBueno 

La economía mundial se encuentra actualmente en uno de los momentos de mayor dinamismo y cambio. La unificación de los mercados, la estandarización de los productos, la homogeneización de los gustos y las necesidades de los consumidores en el mundo desarrollado, los nuevos canales de comunicación, distribución y venta, y la cantidad y calidad de productos y servicios existentes, marcan una tendencia que lleva a la internacionalización de las empresas.

La internacionalización de la empresa se puede definir como el conjunto de actividades que la empresa desarrolla fuera de los mercados que constituyen su entorno geográfico natural.

Razones de la Internacionalización:

  1. Seguir creciendo en su sector, dado que el mercado interno se ha quedado pequeño
  2. Aprovechar la capacidad ociosa de fabricación
  3. Exportar porque el mercado externo es el mercado natural por escasez de estos productos
  4. Diversificar el riesgo de operar en un solo mercado
  5. Ganar prestigio en el mercado interno
  6. Compensar una crisis en el mercado interno
  7. Acceder a un mercado más grande (mayor volumen) y así poder competir en un sector donde otras firmas obtienen economías de escala a nivel mundial
  8. Ganar competitividad al luchar con competidores más eficientes
  9. Por la dura competencia en el mercado interno o como reacción ante el ataque de un competidor internacional que amenaza su posición
  10. Porque el mercado internacional es más rentable

Ventajas de la Internacionalización:

Producción

  • Utilizar toda la capacidad productiva
  • Economías de escala
  • Ventaja Competitiva
  • En los factores de producción (mano de obra, materias primas o energía)
  • Racionalización óptima de la producción

Comercialización

  • Acceso a un mercado más amplio
  • Estabilidad en las ventas
  • Proximidad al cliente
  • Mejora de la imagen (interna y externa)
  • Eliminación de barreras culturales
  • Supresión de barreras proteccionistas
  • Eliminación del coste del transporte internacional
  • Reacción frente a la competencia

Finanzas

  • Diversificación de riesgos
  • Compensación de resultados
  • Acceso a la financiación internacional
  • Planificación fiscal internacional

Recursos Humanos

  • Aprendizaje
  • Experiencias aplicables al mercado nacional


Obstáculos en el proceso de Internacionalización:

Obstáculos financieros

  • Falta de adecuados créditos a la exportación
  • Volatilidad de los tipos de cambio

Obstáculos comerciales

  • Desconocimiento de oportunidades comerciales
  • Difícil acceso a compradores potenciales en el extranjero
  • Falta de contactos y de conocimiento de la forma de actuar en el mercado de destino

Obstáculos logísticos

  • Elevados costes de los transportes, de la coordinación y del control, que se acentúan cuanto más lejos se encuentre el país elegido

Obstáculos culturales

  • Idioma
  • Gustos, costumbres y tradiciones

Restricciones legales impuestas por los gobiernos

  • Barreras arancelarias: derechos aduaneros
  • Barreras no arancelarias: controles de calidad, sanidad, especificaciones técnicas, normas de seguridad, etc.

Obstáculos en la inversión directa impuestos por los gobiernos

  • Controles a la propiedad de la empresa
  • Restricciones para la repatriación de beneficios
  • Obligación de fabricar productos con contenido local
  • Obligación de contratar a mano de obra del país y limitar el número de empleados extranjeros

Lo normal es que la transformación de una empresa nacional en internacional se realice mediante un proceso gradual, en el cual el grado de compromiso de la empresa crece conforme se incrementa su conocimiento del mercado externo y de las variables inherentes al propio proceso.

En consecuencia, la expansión internacional de una empresa supone un proceso a través del cual, en un primer momento, ésta instala fuera de sus fronteras aquellas actividades de la cadena de valor más próximas al cliente final –exportaciones- para, a partir de ahí, comenzar a progresar en su internacionalización asumiendo mayores grados de compromiso –como pueden ser las inversiones directas-.